lunes, 9 de abril de 2018

España. Antiguos pobladores. Fortaleza Califal. (y 3)


La Península Ibérica existe en cuanto suelo desde hace millones de años y lleva poblada probablemente cientos de miles de años, -hace 500.000 los pitecantropienses, 200.000 los Neandertal, 40.000 Homo sapiens, según J. Vicens Vives-.

Sabemos que en la Península vivieron pobladores de procedencias distintas desde hace 3.000 años, -Si miramos Atapuerca desde mucho más atrás, hasta 780.000 años- J. Vicens Vives en Aproximación a la Historia de España, 7ª edición de 1970,  reseña la cohabitación de pueblos: indoeuropeos, argáricos, fenicios, -tartesios-, helenos, iberos, celtas, celtíberos, cartagineses; y romanos que durante cientos de años compartieron con pueblos germanos; francos, suevos, alanos, visigodos. Y naturalmente, árabes –con sirios y bereberes- y godos; musulmanes y cristianos, y sus mezclas mozárabes, convivieron cientos de años.

Algunos individuos todavía hoy quieren identificar como extranjeros a esos pobladores, dado que no eran españoles, no existían. Imaginan una especie de españoles propietarios de aquel territorio, y ellos como si fueran sus descendientes con todos los derechos, -¿de qué, por qué?-, españoles invadidos por tropas extranjeras fueran fenicios, cartagineses, romanos, visigodos o árabes.

Esa idea está muy alejada de la realidad, todos los territorios del mundo se fueron poblando por distintos pueblos, en principio parece que procedentes de África, y los españoles actuales somos mestizos, mezclas de todos los pueblos que ocuparon, invadieron, migraron, o simplemente pasaron por aquí. Recientes estudios basados en el ADN, datan genes de Flandes en casi la totalidad de habitantes de algún pueblo andaluz.
Así que españoles fueron todos antes que nosotros, nacieron y vivieron aquí, construyeron caminos, ciudades, plantaron especies arbóreas, araron campos y cuidaron ganados, guerrearon, vivieron y murieron en Iberia, Hispania, España, o como se llamara en aquellos tiempos.

Desde diversas aceras, unos y otros pretenden defender derechos basados en sueños antiguos y tradiciones inventadas, imaginan pueblos puros sin mezcla, homogéneos en sus intereses, ideas y pretensiones, lo cual será raro más allá de comer, vestirse y tener un techo, llegan hasta imaginar maravillosos campesinos y señores democráticos, en instituciones de hace 500 años que contraponen a la democracia actual.

Disfruten de las culturas que pasaron por aquí y de lo que dejaron.














viernes, 6 de abril de 2018

Fortaleza Califal. (2). Gormaz. Soria.





Durante muchos años, y específicamente durante los primeros tiempos de las guerras cristiano-árabes entre el siglo VIII y XVI, el Duero fue frontera entre el mundo cristiano y el mundo musulmán, y la provincia de Soria da buena fe de ello con impresionantes fortalezas o castillos, ermitas románicas e iglesias defensivas.


Las luchas no siempre eran entre cristianos y árabes en ocasiones eran dentro del teórico mismo bloque, entre sí, –recuerden la leyenda del Cid combatiendo en ambos bandos-. Aquellos pobladores peninsulares, defendían sus territorios, alimentación y ganado, su religión y cultura que no piensen estaba definida como ahora.

La misma provincia de Soria da fe en sus numerosos yacimientos arqueológicos de los diferentes pobladores de aquellos territorios, celtíberos, como los numantinos de cientos de años A.C., anteriormente los dorios, posteriormente romanos, visigodos, árabes, cristianos europeos… tienen pinturas rupestres en Valonsandero datadas de 3.000 años A.C.

La realidad es que esta Península ha sido lugar de paso y asentamiento de numerosos pueblos cuyos habitantes fueron mezclándose con los anteriores y posteriores, miles de ellos nacieron en la Península, otros venidos de fuera, por el norte, por el sur, o por el este Mediterráneo.



Cuantos españoles actuales tendrán genes  árabes? Muchos apellidos proceden de aquella época y aquellos individuos, por ejemplo Aznar. Estuvieron en España, en algunos lugares cerca de 800 años, piensen que desde su expulsión en el siglo XV hasta el XXI han transcurrido menos años que los que pasaron ellos aquí.

Otro enorme error, es creer que aquellos árabes-españoles son como los actuales, no duden que éstos árabes actuales serían enemigos acérrimos de aquellos. Signos diferenciadores son la tolerancia que se aprecia en su cultura y modos de vida, en la convivencia durante siglos mostrada en muchas ciudades, textos escritos y divulgados por Europa eran lo más avanzado de la época en muchas facetas científicas y artísticas, entonces tenían innumerables textos traducidos de todas las culturas, que contrastan posteriormente con la negativa a traducir al árabe,

Algunos individuos tienen la idea de que aquella tierra fuera suya, de unos españoles que realmente no existieron como tales, y vinieron otros, los árabes, a quitárnosla. Olvidan que las tierras eran de señores, la aristocracia, reyes y califas, eran los propietarios y soberanos, solo hasta épocas recientes, tras la Ilustración, ya en el XVIII y XIX puede hablarse de soberanía de los pueblos, del nacimiento de las naciones. Lo cual no impide compartir experiencias comunes, historias, clima, cultura…














jueves, 5 de abril de 2018

Fortaleza Califal. Gormaz. Soria











En la provincia de Soria, muy cerca de San Esteban de Gormaz y Burgo de Osma, se encuentra la mayor fortaleza musulmana medieval de Europa. Impresionante visión, empezada a construir en el siglo IX, conquistada por los cristianos en el 912 y posteriormente por los musulmanes que terminaron ampliándola en 966, durante el califato omeya, en el siglo X.

La fortaleza fue ocupada indistintamente por cristianos y musulmanes, tomada por Almanzor en 983, reconquistada definitivamente por los cristianos en 1060. 

El Cid fue su alcalde y señor en 1087. Almanzor, gran guerrero y estratega árabe, nació en Torrox Málaga, Andalucía, España. 

Ambos nacidos en España, serían españoles, constitucionalmente con los mismos derechos y obligaciones, y habrán transmitido genes a millares de españolitos actuales.