martes, 16 de enero de 2018

Zaragoza (8). Mercado y entramado comercial






El mercado, un bonito edificio modernista que apenas se aprecia por su interior, tapada su estructura de hierro por tonterías de aire acondicionado y cadenetas, hoy abigarrado de puestos e instalaciones con varios pasillos que apenas permiten disfrutar del edificio y de los puestos de ventas, está a punto de ser rehabilitado, la base de hormigón está terminada unos metros más abajo, pegada a los restos de la muralla, preparando ya su traslado.











El entramado comercial y sus franquicias no apabullan todavía, no han terminado con el pequeño comercio que resiste por el centro. Sí es posible encontrar antiguos bares que mantienen aspecto y nombres, hoy regentados por chinos tratando de aclimatarse a las tapas o los cafés y churros. También son perceptibles muchas fruterías, aquí algo diferentes a las marroquíes madrileñas. Y dulces, panes y pastas, por muchas calles.





















domingo, 14 de enero de 2018

Zaragoza (7) Una ciudad limpia




Merece destacarse Zaragoza por su limpieza, a diferencia de otras muchas ciudades por los lugares comerciales, de copas, de comidas, rincones de edificios susceptibles de guardar meadas, desperdicios, cajas, etc. no se observan por un amplio centro de la ciudad, parques y plazas. Comprobado in situ, posteriormente he tenido oportunidad de revisar las varias docenas de fotos que hice y en ellas siempre se observa limpieza.






A pesar de su amplia población juvenil y lógicamente festiva, -y mucha población infantil- por un amplio centro no se ven desperdicios como sí en muchísimas otras ciudades vemos tirados por el suelo, botellas, botes, bolsas, papeles, etc. por rincones y bordillos, no se ven isletas rodeadas de basuras, cajas de comercios, etc. no se ven, ni huelen meadas en rincones, ni mierdas de perros, y las papeleras del centro a rebosar por las fiestas son recogidas en la tarde y noche.




La limpieza es producto fundamentalmente de dos factores, uno, la población ensucia poco, dos, los servicios de limpieza municipales funcionan bien. Múltiples calles son barridas a todas horas, día, tarde y noche, limpiadas con agua a presión y los operarios de limpieza son visibles, se hacen notar, lo cual sugiere un Ayuntamiento preocupado por el asunto.